martes, 22 de septiembre de 2009

Una muestra pintoresca del español salvadoreño

Hace unos días una buena amiga, la directora de la biblioteca de la Facultad Multidsciplinaria de Occidente, me mandó una muestra pintoresca de nuestro español, muestra ingeniosa, burlona e irreverente de la muy conocida Loteria de Atiquizaya, transcribo fielmente (copio en la realidad el archivo) y pongo a disposición de todos esta joya de una corona tan grande como lo es el español salvadoreño. Lo hago no sin antes dar una opinión incial y no muy profunda sobre el tema.

El lenguaje soez en la sociedad occidental-cristiana es un tabú lingüístico, un asunto de irreverencia de los grupos marginales ante la rigidéz de los discursos de la iglesia, la tradición y el despotismo académico. Es decir, las personas expresan un especie de liberación lingüística por lo disonante de sus frases. Lo soez se vuelve un ataque a la estética burguesa clerical ilustrada. Hay quienes hasta llegan a sentir disfrute erótico con estas palabras. Las palabras se vuelven objeto de deseo, sobre todo en personas que han padecido altos niveles de represión en la familia, la iglesia o la escuela.
Hay sociedades en las que estas palabras no tinen el mismo esfecto, ni fascinación. En España por ejemplo, aunque tienen otras, claro está.

Las palabras soeces no se pueden considerar como "piedra angular de la cultura pupular" pues es una mera exageración, hay cierto folklorismo burlón entre quienes alavan estas formas. Bajtin, estudioso ruso, ubica este tipo de juegos verbales en "lo grotesco del carnaval" y "la risa". Se busca causar risa, humor; la carcajada viene siendo una especie de liberación final de lo seremonioso, de todo lo solemne, principamente de la misa y la clase. Aunque hay cada cura... y cada profesor...
En estas muestras la estructura del verso es muy sencilla y las rimas son bastante corrientes, no hay sorpresa, ni sutileza. Es un lenguaje naturalista, con formas muy sencillas. Característico del folklore.
Sin embargo, no se puede decir que algo como esto es "malo" o "bueno" más allá del bien y del mal, lo importante en estas expresiones culturales (son culturales aunque no se crea) es el ingenio popular, el juego, lo que los mexicanos llaman "albur". Además, en su mayoría son construcciones colectivas que se mantienen mediante la oralidad y dan identidad a una práctica ritual (el juego de lotería) específico de Atquizaya. Cito:

LA LOTERIA DE ATIQUIZAYA

No obstante su vulgaridad, la Lotería de Atiquizaya es una de las piedras angulares de la cultura popular salvadoreña. Escribir tanto verso "sexy" requiere de un talento asombroso y una imaginación quevedesca. A los que piensen que es una leperada lo que van a leer, los invito a que lo piensen dos veces y traten de hacer aunque sea un verso y verán que la Lotería de Atiquizaya es digna de un Premio de Literatura para adultos


Muy buenas noches señores
Fuera manos va pelota
Aquí están sus niños cantores
Dándole vuelta a la urnota.

Anoten bien sus cartones
Presten atención cabrones
Que todos van a escuchar
Cositas que han de gustar.

La rana se fue a bañar,
el sapo la fue a vigiar.
La rana que se desliza
y sapo que se la PIZA

El Sapo

Adelante va la iguana
más atrás va la taltuza,
la mujer de nalgas pachas
tiene grande la pupusa!

La Iguana


AL CENTRO SEÑORES

QUE VA PELOTA!

Cantarito de agua helada
Que vas a lomo de mulo
Cuando la miras parada
Hasta se te encrespa el culo
El cantarito


Viste el rey su leva cuta
Y luego hace desfilar
Cuatro mil hijos de puta
Y a la orilla de la mar
La chalupa no se cansa de remar.
La chalupa


El día que yo me muera
La cabeza de mi mona
Será por dentro y por fuera
La calavera pelona
La calavera


Si es larga topa
Si es gruesa rosa
Si es chiquita retoza
Pero el culo siempre goza
La rosa

Cierra las piernas mujer
Le dijo el indio a la indiana
No ves que te pueden ver
La estrella de la mañana
La estrella


Tengo cachetes de gringo
Dicen todos los cipotes
Soy bueno para las flores
y reviento los cerotes.
El sol

Estos versos sí son nuevos
Y hay que decirlos con maña
No es lo mismo huevos de araña
Que si me arañas lo huevos.
La araña

Me cago en Sydney, Canberra
Luxemburgo y Barcelona
Y me cago en la corona
De la reina de Inglaterra
La corona


Melón y melambes
Fueron a coser un guiso
Melón cocinó los huevos
Y Melambes el chorizo
El melón


Un árabe repetía
Jara jara jara muta
Y un cristiano respondía
Coman mierda hijos de puta!
Las jaras


Soldado de casco nuevo
Que vives en el cuartel
Mejor me agarras un huevo
Y te diviertes con el.
El soldado


Anoche estaba tu hermana
En una hermosa haragana
Con aquel su novio guapo
Que la tenía como rana
Y le quitaba la gana
Con un garganteo de sapo.
La rana


No importa que el bronce gima
Al son de la campanada
Una verga bien templada
Hasta el corazón lastima
El corazón

Estaba Santa Teresa
Subida en un alto pino
Mamándole la cabeza
A Santo Tomás de Aquino
El pino


Negrito, negrito chulo
Dijo la negra Leonor
Negrito tenes el culo
Le contesta Salvador
El negrito


El que se cagó en la estaca
Y no la pudo limpiar
Toda la llenó de caca
Y nunca ha aprendido a hablar
El cotorro


Esta cipota cochina
La torta no se ha lavado
¿Que no ves que la cocina
Te va a apestar a pescado?
El pescado


En lo mejor de la juerga
Llegó el músico y su orquesta
Y la reina de la fiesta
Se le prendió de la verga.
El músico


El catrín sale a paseo
De levita y de bastón
Yo pienso cuando lo veo
Que hijueputa mas cabrón.
El catrín


Afila tu yatagán
Le dijo el sastre al barbero
Y pisate en el zaguán
Al valiente cuchillero.
El valiente


Una niña con acierto
Y no menos disimulo
Dispuso meterse abierto
Un paraguas en el culo.
El paraguas


El indio apache del norte
Guapo y valiente el norteño
A su preciosa consorte
Le ensarta tamaño leño
El indio


Que hermosas se ven la peras
Cuando cuelga de la rama
Así se me ven los huevos
Cuando te tengo en la cama
La pera


Ay qué tristeza ha de dar
Ver la mujer que uno estima
Con un hijueputa encima
Y no podérselo quitar
La dama


Aunque seya feya feya
Mi vecina la doncella
Me la cojo día y noche
si me empino una botella.
La botella


Del gallo quisiera el canto
y del burro su instrumento
Pa' metértela hasta adentro
Hoy que es día de tu santo.
El gallo


Dándole gusto a tu culo
Hiciste una gran fortuna
El primero fue Virulo
te cogió bajo la luna
La luna


Quien del ruido del tambor
Siente placer y disfruta
Es porque tiene valor
O porque es un hijueputa!
El tambor


Yo tengo un bicho pelón
Que de noche usa un gran gorro,
si te ve de culumbrón
Bien te hace pedir socorro
El gorro


Un disparo oyó Colón
Y dijo con mucho enfado
Que hijueputa mas cabrón
Ya se tiró mi venado
El venado


Prendido como cotuza
Encontramos a un cabrón
Sin pensar que la pupusa
Le apestaba a camarón
El camarón


Lo viene chiniando a lomo
Al que le dicen Sansón
Tiene los huevos de plomo
El muchacho culerón
Y de venirlo chiniando
Hasta se viene cagando
El mundo


Recuerda la noche triste
La noche en que me lo diste
Por salir a la carrera
Tropezaste en la escalera
La escalera

A la sombra de aquel árbol
de tu jardín fui a cagar
Sin saber que con mi plasta
Te habría de conquistar
El árbol


No importa que el bronce gima
Al son de la campanada
Una verga bien templada
Hasta el corazón lastima
La campana


La sirena llora y llora
En el fondo de la mar
Porque su pupusa añora
El tufito a calamar.
La sirena


No hay suplicio mundano
Ni dolor mas espantoso
Que te metan en el ano
Un nopal verde y hermoso
El nopal


La garza es un ave rara
Con tamaño pescuezote
Así de largo deseara
Que se hiciera mi garrote
La garza


Meta y saque, saque y meta
Estas hijas de maceta
Si el culo se les inquieta
Aunque les arda la jeta
La quieren toda completa.
La maceta


La bota rechinadora
Me la dio una mi cipota
Que era una gran mamadora
Pero se hacía la idiota.
La bota


La que regala la torta
Y no toma su pastilla
A la larga o a la corta
Desarrolla su sandía
La sandía


Hoy la suerte me ha fallado
dijo el culero Virulo,
por andar prestando el culo
a la muerte me he encontrado
La muerte

Que baboso más vergón
El que toca en esta orquesta
Cuando toca el bandolón
La verga se le alebresta.
El bandolón


En el cazo me cagué
Creyendo que me querías
Hoy que sé que no me quieres
Dame la caca que es mía.
El cazo


Barrilito de cerveza
de cerveza nacional,
súbeteme a la cabeza
pero no te digo a cuál
El barril


La francesa del can-can
le dijo al Sargento Angulo
como braza queda el culo
si te pica un alacrán.
El alacrán


Así como sos de fea
que nadie te puede ver,
hacé pacto con el diablo,
talvez te venga a coger
El diablo


Las cuerdas del arpa suenan
en un armonioso son,
así gemía tu hermana
cuando le bajé el calzón.
El arpa


Un pájaro se metió
por la ventana a un convento,
qué alegres están las monjas
Con el pajarito adentro
El pájaro


Marcelo con violoncelo
Ramón con el bandoleón
Y tu prima la Marielo
Se caga de la emoción
El violoncelo


El sacristán bien borracho
me ha venido a preguntar
si tiene tremendo cacho
el que se lo va a pisar
El borracho


Esa bicha pupusuda
Que está a punto de cagar
Quiere la venga a limpiar
La mano negra y peluda
La mano


En la palma de tu mano,
te lo leyó la adivina,
la cogida con Cipriano
fue la cosa mas divina
La palma


La lotería ha acabado
Ya no encuentro qué rimar
Y al que no le haya gustado
Que me la venga a mamar.







domingo, 28 de junio de 2009

La Secretaría de Cultura

En hora buena para la nueva titular de la Secretaría de Cultura

Releyendo algunos aspectos de "Cuscatlán Típico" de doña María de Barata encuentro pasajes interesantes en donde se alza la voz para crear y fortalecer la salvadoreñidad. Sin duda alguna, este es quizás el reto más grande para una institución oficial dedicada a la "cultura". NO comparto la visión folklorista de Doña María de Barata pero, sí creo que bede estimularse el interés por lo nacional, en las distintas áreas; principalmente en cuanto al español salvadoreño y las lenguas indígenas, que son las áreas que trabajo. Claro que en las demás ramas de la cultura se tienen que estimular también. Es alarmante que en el país sólo en la Universidad de El Salvador exista la carrera de Letras y el estudiantado no pase de dos centenares. Algo pasa y no es bueno en una sociedad que no estudia sus producciones artíticas, ni a sus valores culturales, poetas y escritores.

jueves, 2 de abril de 2009

El primer diccionario del español salvadoreño

El estudio de nuestro español se ha centrado principalmente en el nivel léxico. Lo que no supone desde ningún punto de vista que el tema esté lo sufientemente tratado. Los trabajos a los que me refiero principalmente son de cuatro tipos:
1) Observaciones generales al léxico salvadoreño (Bonilla 1903, Canlfield 1960, Tovar 1948, Maxwell 1982)
2) Estudios monográficos (Geoffroy 1969, 1976)
3) Listados de palbras o glosarios y
4) Diccionarios

El primer diccionario de salvadoreñimos conocido es el Diccionario de provincialismos y barbarísmos centro-americanos, y ejercicios de Ortología Clásica (Vicios y correcciones del idioma español, etc. etc.)(1906, 1910) de Salomón Salazar García, San Salvador: Tipografía "La Unión".

lunes, 8 de septiembre de 2008

Discurso político y cortesía verbal

Desde los trabajos pioneros de cortesía verbal de los años 70`s se han dado diversas aplicaciones de estos estudios en los más variados campos de la expresión humana, pero es por mucho en los estudios del discurso político y la publicidad en donde estos análisis han tenido más éxito en América Latina. Parece una fórmula sencilla y de sentido común la afirmación que en una campaña política cada candidato se encarga de acrecentar su imagen positiva y su adversario de evitar eso y trabajar la imagen negativa del contrincante. Sin embargo, el juego de las imagenes políticas es más complejo que esto, es más en el caso de la actual campaña política en El Salvador (elecciones de 2009) el ataque del oficialismo al candidato opositor se vuelve para la población desproporcionado al ser tan directo, naturalista y no obtener respuesta o contraataque, o al ser la respuesta indirecta. Según estudios de Transparencia internacional en un lapso de 8 meses, el oficialismo directamente pautó el 85% de cuñas, un organismo privado denominado fuerza solidaria el 5% y la oposición solo el 10%. Esta avalancha propagandistica oficialista, el ataque directo, el discurso cargado de imagenes del pasado conflicto coadyuvado a la no-respuesta de la oposición hacen a nivel de la percepción de la mayoría del electorado (según las encuestas) que la campaña del partido gobernante sea hueca para la población, así como oir llover. Es más los ataques directos, como en la pasada campaña en los Estados Unidos elevaban a Obama, trabajan a favor de Funes, quien con una buena sonrisa y frases hechas se sitúa como no confrontativo y muy capáz. Sin duda el papa Benedicto XVI tiene toda la razón al señalar que lo negativo no se combate con lo negativo sino con lo posivo, algo así como el bien triunfa sobre el mal.
No se puede tener certaza de los resultados pero es claro que para los salvadoreños la izquierda ya no es la banda de comunistas come niños y mata vacas, sino por el contrario es una opción de cambio real para el país.

Recientemente, dos altos dirigentes del partido en el gobierno coincidían al señalar que tienen tan buen currículo para seguir en el puesto como gobierno que no es necerario centrarse en atacar al contrincante para ganar. No hay duda que aún entre las mismas filas del oficialismo hay descontento por la campaña y que el tiempo se termina para cambiar las tendencias de las encuestas. El cierre de la campaña mostrará si los asesores supieron leer lo que esta pasando o se encerraron en alte ego ilustrado de su experiencia y poder.

La izquierda, por su parte tiene un buen reto con sólo martener el estado de cosas a su favor como hasta ahora lo están y mantener esa imagen positiva, para tener por primar vez en la historia nacional al primer gobernante no de derecha, para cerrar el ciclo iniciado con Martínez en 1931 del discurso nacional como el discurso anticomunista y para someter a prueba las tesis que por más de medio siglo en el país se han esperado como la solución a todos los problemas.

El triunfo de la izquierda iniciará otro ciclo en la historia del país, con lo cual debemos estar seguros se reafirma la democracia con la alternabilidad en el poder. Habrá crecido el estado de derecho y madurado el modelo democrático en el país cuando después de la gestión de la izquierda en el gobierno, cualquier otro partido compita y gane las elecciones sin que ello implique un desgarre o trauma fatal para este tejido social y cultural que se llama El Salvador.

miércoles, 16 de julio de 2008

El Atlas lingüístico de El Salvador: Sus intentos

Un atlas lingüístico, en términos generales, es un conjunto de mapas en los que se presenta la variación y unidad regional de la lengua en un territorio determinado. Implica un trabajo de campo en el cual se administra una encuesta (en la dialectología clasica) en distintos lugares (red de puntos) a fin de poder contrastar como hablan las personas en cada punto. Tradicionalmente se utilizo sólo informantes masculinos, que cumplieran la fórmula: oriundos de los lugares (poco viajeros), mayores, hombres y campesinos. Chambers y Trudgill en su célebre publicación La dialectología (1994) lo presenta como Norms por sus siglas en inglés. Modernamente, en la dialectología actual se busca incorporar variables diatráticas (como género, nivel de escolaridad, etc.), diafásicas (conversación, lectura, etc.) a las dialectales (regionales), como en el Atlas de México y el Atlas Diatópico y Diatrático de Uruguay.

En El Salvador se han dado tres intentos por elaborar un atlas lingüístico:
1. El primero en hablar de un atlas fue el profesor estadounidense Delos Lincoln Canfield, quien en los veranos de 1951 y 1952 vino al país a hacer trabajo de campo y administró la encuesta de don Tomás Navarro. En el mismo año de 1952 escribió el artículo Andalucismos en la pronunciación salvadoreña, en donde anuncia que pronto publicará un trabajo en forma de atlas lingüístico de esta entidad política.

2. El segundo intento, lo anuncia como interés el profesor Romeo Balmore Vides en su tesis de graduación de licenciatura en letras en la Universidad de El Salvador en a finales de los 70´s. Dice el Lic. Vides que espera que su trabajo sobre el léxico de los obreros de la construcción sirva para la elaboración del atlas lingüístico de El Salvador. Sin embargo, nunca llegó a escribirse por aquellas fechas proyectos encaminados a esos fines.

3. El tercer intento lo hicieron en la UCA, a principios de los años 80´s administrando una serie de encuestas que le sirvieron después a la profesora estadounidense Judith Maxwell, que visitó la Universidad, para escribir El español en El Salvador, un trabajo de marca generativista que presenta características básicos de nuestro español. Al contactar con mi buena amiga y exprofesora de la Universidad nacional, la Lic. Montufar de Echeverría actual profesora del departamento de comunicaciones de la UCA me cuenta que no hay registro del tal proyecto en la UCA.

La cuarta es la vencida, presenté en el 2003 como proyecto de tesis doctoral la realizacion de un atlas, que ahora (2008) está terminado en su fase fonética y que me presto a publicar.

viernes, 11 de julio de 2008

Sobre el apellido Azcúnaga en El Salvador

El portal diccionariosdigitales registra la siguiente entrada para Azcúnaga:
"AZCUÉNAGA O AZCÚNAGA - De la villa de Bermeo, en el partido judicial de Guernica (Vizcaya). Una rama pasó en el siglo XVIII a América, estableciéndose en Argentina (A esta rama perteneció D. Domingo de Azcuénaga e Iturbe, general gobernador de Buenos Aires, fallecido en 1833). "
En El Salvador no hay registro alguno más allá de la memoria colectiva de quienes ostentan este apellido y/o personas allegadas a los mismos. La familia Azcúnaga en El Salvador se presume es una sola y tiene su origen más remoto en el cantón Los amates, Jurisdicción de San Juan Opico en el deparatemto de la Libertad a principiso del siglo XX. Según la memoria(oral, transmitida en mi infancia) de mi abuelo Raúl Azcúnaga, salieron a principios de 1950 junto a su joven esposa Isabel Menjivar de Azcúnaga de Los amates con sus hijos mayores a carreta rumbo al occidente, después de horas de camino llegaron a Ciudad Arce, antes Chilamatal, lugar en donde se desarrolló la vida familiar de los esposos Azcúnaga. De grato recuerdo son tío Miguel y tía Teresa, hermanos de Raúl. Sobre los hermanos de Raúl, Miguel y Teresa se tiene referencia de otro hermano Carlos, quien por años vivió en Opico.
La familia, si bien pequeña presumiblemente, está incomunicada y sólo los descendientes de Raúl Azcúnaga tienen mayor proximidad entre sí. Se conoce, de tal suerte de Azcúnaga en el centro y occidente de El Salvador (otros en USA) y de miembros de la familia en el ejército, la política, la música, la sastrería, agricultura y la educación.
Se conoce de la existencia de una calle y un centro educativo en la ciudad de Soyapango que llevan por nombre Leonardo Azcúnaga.
Entre algunas familias reconocidas con el apellido están: Azcúnaga Menjivar (Ciudad Arce), Azcúnaga Jule (Opico), Azcúnaga López (Ciudad Arce), Azcúnaga Umaña (Santa Ana), Escobar Azcúnaga (Ciudad Arce), Eguizabal Azcúnaga (Ciudad Arce), Orellana Azcúnaga (Santa Tecla) y otras en Los Angeles California y Virginia en Estados Unidos.

sábado, 31 de mayo de 2008

Salvadoreñismos léxicos

El DRAE ( Diccionario de la real academia española de la lengua) define como salvadoreñismo a toda "Locución, giro o modo de hablar propio y peculiar de los salvadoreños"(http://buscon.rae.es/draeI/30-05-08), por lo que al hablar de salvadoreñismos estamos ante una debate o asunto de tipo dialectal, es decir, un asunto que trata del uso de la lengua en determinada zona o región. Demanera que hay salvadoreñismos como hay mexicanismos, españolismos, hondureñismos, americanismos etc. Sin embargo, pese a que el asunto parece muy sencillo y evidente el tema implica al menos tres puntos de discusión relevantes:

1. ¿Qué se debe de entender como propio y peculiar?
Lo propio y lo ajeno no son sendas reales, ni mucho menos calles pavimentadas bien definidas y señalizadas, son sendas que se mezclan, funden, hibridan en la espesura del bosque.Qué es propio de los salvadores en realidad(?). ¡Hay algo realmente propio!. Canclini en los ochenta al tratar a las culturas populares en el capitalismo establece que lo propio es lo que se usa (cfr. 1982), dándole un papel central al valor de uso en la construcción de los imaginarios identitarios. En este sentido lo propio no se puede concebir como "lo mío es mío porque no es tuyo" o como "lo autócno, nativo o folklórico". Quesada Pacheco al tratar el tema de los costarriqueñismo hizo ( en una clase y lo presenta en su Español de América, 2000) un parangón muy ingenioso al respecto, señala el heredero de Gayini y Agüero, algo como esto "los quetzales son de Guatemala pero viven en todos los países de Centro América". Al mismo dilema se enfrentó Geoffroy en El español que hablamos en El Salvador (1969), La lengua salvadoreña (1978) por lo que plantea que muchas de las palabras de uso entre los salvadoreños en realidad se usan en toda Centro América por lo que son tambien centroamericanismos.

2. ¿Los salvadoreñismo son las palabras de origen náhuat?
Esta pregunta se volvió tesis en los tratabajos de Geoffroy(1969, 1978) y Vargas Mendez (2007) punto que he tratado anteriormente en Estudios canónicos del español Salvadoreño
(Azcúnaga 2004). Debemos ser enfáticos los nahuatismos son salvadoreñimos (y mesoamericanismos) pero no todos los salvadoreñismos son nahuatismos.

3. Los salvadoreñismos son tales porque se usan en todo El Salvador.
Desde Canfield (1952, 1960) y por el poco desarrollo de estudios dialectales en el país, así como la tradición romántica de la lengua nacional (unidad de cultura y lengua) se ha considerado que nuestro español es uno solo; sin embargo, son notorias las diferencias en los disntintos niveles de la lengua ( en unos más que en otros) al contrastar distintas zonas del país. Sin lugar a dudas, y esto se demuestra en el Alpes ( de próxima publicación), en El Salvador hay zonas dialectales bien definidas que hacen al país pluridialectal. Por lo que se puede pensar en salvadoreñismos exclusivos del oriente o del occidente, etc.

Además, de estos tres puntos de debate se debe considerar que los salvadoreñismos si bien en la tradición dialectológica hispanoamericana hacen alusión al léxico, y que casi siempre al tratar variaciones nacionales (costariqueñismo, cubanismos, etc.) se hace alusión al léxico, por la definición del DRAE y extensión del término existen salvadoreñismo léxicos, fonéticos, morfosintácticos, etc. De forma tal que la expresión lo propio y particular, así como toda la defición de Diccionario permite que los salvadoreñismo nos remitan a la forma de hablar de los salvadoreños.

A menera de referencia sobre el tema presento los tres diccionarios de salvaoreñismos publicados en el país a la fecha y un trabajo de fraseologismos de Velásquez:

Diccionario de Provisionalismos y Barbarismo Centroamericanos y ejercicios de ortología clásica

Salazar García, S.
(1906, 1910)

Puro Guanaco (Diccionario)
Casalbé, J.
(1997, 2002, 2003)

Diccionario de salvadoreñismos
Romero, M.
(2003)

Leperario salvadoreño
Velásquez, H.
(2000)

En futura ocasión trataré la pertinencia, gracia y pecado de estos trabajos.
-----------------------
(1) Decidí escibir esto a partir de una entrevista radial en la que me invitaron a hablar sobre modismos y caliche en el proyecto experimental de radio de la Universidad Católica de Occidente.